¿Profesión? ¡Vendedor!

 

Comercial

Vendedor

Ejecutivo de Cuentas, Comercial, Vendedor, Freelance, Agente Comercial, Representante…
La profesión de Agente Comercial nunca ha tenido buena prensa. Ejemplo de ello es que se utilizan muchos sinónimos y giros semánticos para denominar este tipo de trabajo, que no es otro que la de vendedor. Lo primero que reivindican los profesionales es este nombre, y defienden que ventas es uno de los departamentos más importantes, y sin embargo menos atendido del sector empresarial, porque todas las empresas viven de vender.
La labor de estos profesionales es fundamental, porque ellos son la imagen personal de la empresa ante los clientes, y son quiénes deben persuadir y fidelizar a los clientes. Si bien, unos antes y otros a continuación, todos los departamentos de la empresa entran en juego acompañando al vendedor.
Perfil vendedor actual
El vendedor de hoy, tiene que ser una persona rigurosa en su Plan de Acción Estratégico, capaz de gestionar impecablemente su tiempo y su cartera de clientes; tiene que ser creativo y conocedor de las nuevas tecnologías, con especial atención a los sistemas informáticos de gestión que permiten realizar informes en tiempo real, y ser generador de nuevas soluciones y alternativas para conseguir que los productos y/o servicios de su empresa resulten más competitivos.
Asimismo, este profesional debe saber transmitir seguridad y confianza por su empresa y sus productos y/o servicios. Estar muy bien informado, saber superar los continuos ‘noes’ y aportar valor añadido en cada visita que realice. Debe buscar alternativas creativas frente a los conceptos tradicionales, y hacer de cada peculiaridad una oportunidad de negocio.
Sobre las cualidades personales, el vendedor deberá transmitir credibilidad, presentar una impecable imagen y tener desarrollada y entrenada su inteligencia emocional (capacidad para gestionar adecuadamente las emociones propias y ajenas, en beneficio de su trabajo). Además, deberá ser asertivo, empático, dinámico, convincente, flexible, proactivo, resiliente, persuasivo y perseverante; tendrá que ser un negociador buscando un ganar-ganar, capaz de encontrar siempre una alternativa válida. Hablar menos y mejor, y escuchar mucho más y mejor (escucha activa).
El comercial también debe tener paciencia para atender las inquietudes, dudas y miedos de sus clientes. En definitiva, deberá de ser capaz de adaptarse rápidamente al cliente con el que tenga que trabajar en cada momento. Características que nunca han dejado de exigirse, pues constituyen la personalidad esencial de esta extraordinaria profesión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s